El Agujero Hobbit

¿Quién dijo que las Mereth son sólo para los mayores? Las Mereth son para valientes, para los que tienen mucha fuerza, para los que sonríen constantemente… y también para los que meriendan varias veces y para aquellos que siempre guardan un hueco para el postre. Sí, para aquellos que no levantan más de un metro del suelo. Para los pequeños de nuestras casas. Para nuestros hobbits más preciados.

Que Tolkien invada los pensamientos de los más pequeños y aprendan con juegos aquello que Tolkien nos dejó. Porque ellos son el legado más joven que hará que la historia de Tolkien y todas sus obras se mantengan vivas durante muchos años. Que las generaciones venideras se empapen de Tolkien de la manera más divertida posible.

En esta Estelcon 2018 los más pequeños disfrutarán de actividades como manualidades, juegos de destreza, juegos de lógica, grandes juegos… Los juegos de toda la vida adaptados al mundo Tolkien.Las manualidades que haremos tendrán magia en cada material utilizado: podremos convertir el papel más simple en preciosos árboles de Valinor e incluso hacer preciosos posavasos con los personajes de El Señor de los Anillos con Hamma.

No debemos olvidarnos de todas las historias que contaremos, ya que los cuentacuentos formarán parte de lo planeado. Antes de dormir, a media tarde, de buena mañana… todas las actividades tendrán una pequeña introducción que nos acercará más a las historias de Tolkien y nos ayudarán a entender todas las actividades propuestas.

Y… ¿qué tal si vemos la película de Baksy? ¡Pues también! Disfrutemos de Tolkien en todos los ámbitos posibles.

Todas estas actividades están abiertas a la colaboración de elfos, montaraces, orcos, magos, enanos… y a quienquiera que se presente voluntario a ayudar a los más jóvenes e inexpertos hobbits.

El horario de las actividades se dividirá en 3 bloques durante la mañana y 3 bloques durante la tarde, siguiendo en ambos casos la misma dinámica para dividir los bloques. Las primeras horas de la mañana y de la tarde, aprovechando que el sueño nos invade, bien sea el de la mañana o el de después de la siesta, estará lleno de manualidades y actividades creativas que no suponen un esfuerzo físico. Así, nos vamos despertando poco a poco.

Cuando nuestros ánimos hayan crecido, las actividades se habrán despertado con nosotros, dando paso a los juegos y las actividades más físicas o dinámicas.

Para finalizar, haremos una vuelta a la calma, para que nuestro nivel de excitación no sea demasiado alto durante la comida o durante la cena, ya que hay que ingerir despacio los alimentos y no ser enanos hambrientos engullendo cada plato que haya encima de la mesa.

Durante la vuelta a la calma, las actividades irán en descenso de energía, finalizando cada gran bloque (mañana-tarde) con una pequeña lectura.

¡Ya sabes! Di amigo y entra en nuestro agujero. No un agujero húmedo, sucio, repugnante, con restos de gusanos y olor a fango, ni tampoco un agujero seco, desnudo y arenoso, sin nada en que sentarse o que comer:  un agujero-hobbit, y eso significa comodidad.